Ferrol facilitará el traslado a los centros de vacunación a quienes no puedan hacerlo por sí solos

La vacunación en el Marcide con AstraZeneca se reanudó ayer por la tarde | asf
|

La vacunación contra el coronavirus toma impulso al reanudarse las inyecciones con AstraZeneca, que ahora se pueden aplicar a personas hasta 65 años. El Arquitecto Marcide retomó ayer por la tarde este proceso, centrado de momento en los colectivos profesionales esenciales (entre los que se incluye el profesorado, fuerzas y cuerpos de seguridad o personal vinculado a la sanidad que no hubiese sido inoculado anteriormente). La intención es abrir esta vacuna (que también se aplica en dos dosis, con una separación mínima de 12 semanas entre ellas) a la población en general, siguiendo entonces criterios de edad, en cuanto se termine con esta fase.


Las otras vacunas disponibles (Pfizer y Moderna) se inyectan ahora a la franja de los mayores de 80 años, un colectivo prioritario por ser el que acapara mayor mortalidad por Covid. En su caso las dos dosis pueden espaciarse tres semanas o un mes y la vacunación se realiza en los centros de salud (hay diez habilitados para ello en el área sanitaria de Ferrol). Cuando se concluya con este grupo se pasará a la horquilla entre los 70 y los 79.


El Concello de Ferrol ha puesto en marcha un servicio para acercar a los puntos de vacunación a las personas que no puedan hacerlo por sí mismas. Esto incluye a mayores, personas con movilidad reducida o las que presenten alguna discapacidad o dificultad cognitiva.


Están implicados el servicio de Protección Civil y la oficina municipal de voluntariado, que cuenta con más de 60 personas inscritas y recibiendo formación básica y especializada. Se puede solicitar esta ayuda a través del teléfono 981 320 000.


Continúa el descenso

El área sanitaria de Ferrol contaba en los datos publicados ayer por el Sergas con 189 personas con coronavirus. De ellas, dos están en la Unidad de Cuidados Intensivos y 16 en planta (18 ingresados en total). Se mantiene así un descenso que es leve porque las cifras también son cada vez menores, tanto en altas como en nuevos casos diagnosticados. De todos modos, son seis pacientes menos que el día anterior y, aunque los positivos detectados por PCR suben a 10, la media de contagios se mantiene estable.


Lo negativo es el fallecimiento de un hombre de 99 años en el CHUF. Las víctimas de la pandemia en la zona suben a 213.


Los municipios sin casos en las últimas dos semanas siguen siendo siete (algunos de ellos llevan semanas libres de coronavirus) y, atendiendo a los datos que da el Sergas en su mapa sobre los últimos días, pueden unirse en breve a la lista Cabanas y Cedeira. De todos modos, esta situación cambia radicalmente de un día para otro en cuanto se produce un brote, como sucede en Ortigueira. La localidad pasará el viernes al nivel alto de restricciones, que comparte con Neda.


En los centros sociosanitarios se mantienen los mismos dos casos activos, uno de usuarios en la residencia Domus Vi de Laraxe (Cabanas) y otro de trabajadores, en este caso en la residencia de Caranza, en Ferrol.


Los colegios registran una ligera bajada, con 59 casos activos (dos menos) y dos aulas cerradas. La situación del Tirso sigue marcando estos datos, con 38 positivos. En total son 16 centros educativos afectados, de siete municipios diferentes.

Ferrol facilitará el traslado a los centros de vacunación a quienes no puedan hacerlo por sí solos