Dos jornadas con casi todo por resolver

El equipo ferrolano todavía tiene tres partidos que disputar | daniel alexandre
|

Quedan dos jornadas para que termine el campeonanto liguero del subgrupo 1-A y ningún equipo ha garantizado todavía su presencia entre los tres primeros, posiciones que aseguran jugar la temporada que viene en Primera RFEF y que, además, permiten seguir en la lucha por el ascenso a Segunda. Es lo que se desprende de los tres partidos disputados ayer tras el aplazamiento del compromiso que el Racing tenía que jugar ante el Coruxo en el terreno de juego de O Vao.


A falta de ponerse en juego seis puntos, vuelve el Unionistas a ser el líder de la tabla clasificatoria gracias a la victoria por la mínima que logró en el campo del Guijuelo (0-1). Las dos expulsiones sufridas por el cuadro “chacinero” en la segunda parte allanaron el camino al conjunto charro, que encontró en Héctor al autor del tanto que le dio la victoria y le permite llegar en la actualidad a la cifra de los 29 puntos. El Guijuelo, por su parte, sigue en una última posición que ya no podrá abandonar en las dos jornadas de liga que quedan.


Son esos mismos los puntos que tiene ahora el Zamora, que cae a la segunda plaza de la tabla clasificatoria tras empatar en su visita al Salamanca (1-1). A pesar de adelantarse en el marcador gracias al tanto marcado por Guille Perero, Javi Navas empató cuando aún no se habían cumplido los diez minutos de juego para establecer un resultado que asegura que el conjunto salmantiano acabará entre los cuatro últimos de la clasificación, por lo que tendrá que luchar por la permanencia en Segunda RFEF en la segunda fase.


Esperanza

El último partidos de la jornada se resolvió con la victoria del Deportivo sobre el Pontevedra (1-0), gracias a un tempranero tanto marcado por Keko Gontán, un resultado que permite al cuadro herculino seguir soñando con la clasificación entre los tres primeros –aunque se encuentra a cuatro puntos de distancia del Celta B, su próximo rival liguero–. El cuadro granate, mientras, se mantiene en la séptima posición de la tabla clasificatoria y tiene muchas posibilidades para acabar la primera fase en esa zona, sin poder aspirar ni al ascenso a Segunda División ni a meterse en Primera RFEF.


En cuanto al Racing, con esta situación se queda en la cuarta posición por tener a estas alturas mejor diferencia de goles que Compostela y Deportivo, con los que está empatado a puntos y con respecto a los que tiene un partido menos. Así que, con los resultados de la jornada, al cuadro verde le harán falta al menos siete puntos, si no son los nueve, para clasificarse para seguir en la lucha por el ascenso.

Dos jornadas con casi todo por resolver