El tojo

|

Vaya: Encima de aguantar la plastada de Pedro Sánchez (con el segundo asalto también fallido), a su embestidura cabezona a la presidencia de Gobierno, además hay que aguantar sus mamonadas tales como: “la culpa es de Iglesias por votar con Rajoy”. Claro, y de los demás que votaron en contra también. El único que se salva, además de  Rivera, el niño bueno de ciudadanos, es él. La unión de los partidos de izquierda no suman, dice el lumbrera matemático. ¡Claro joder, restan! Y es que, con más diputados que con ciudadanos, son menos. Hace falta ser zoquete. Luego está el de la leyenda del beso diciendo cipotadas; y el impresentable Rajoy hablando de corrupción, cuando ese pájaro no está más guapo ni callado y, mucho menos, hablando como experto en corrupción. ¡Ay, carajo, a cuántos mantiene el tojo! Hala: y ahora habrá otra ronda de chorradas a toda televisión, radio, prensa en papel y digital. Interesante.  
 

El tojo