DESPIDOS EN FIMO

|

Resulta incomprensible que el dinero público sirva para pagar indemnizaciones por despido. Se entiende que sí ha de contribuir a abonar las nóminas atrasadas, como se da en el caso de los empleados de FIMO, el consorcio ferial en el que también participa el Concello de Ferrol y que pasará a depender directamente de este tras la aportación económica que incrementa su porcentaje y su peso en la entidad. Que las dificultades existen es más que un hecho constatado, teniendo en cuenta las cuantiosas deudas contraídas. Por lo pronto, parece que los afectados, un 60 por ciento de la plantilla, están dispuestos a luchar por sus puestos.

DESPIDOS EN FIMO