Acabar con la pandemia a tiros

|

Rodrigo Duterte es el presidente de Filipinas, lo que no es óbice para que, además, sea una especie de bestia parda. De sus boutades y su brutalidad teníamos ya noticias, pero ahora, a cuenta del coronavirus, está dispuesto a empezar una especie de limpieza étnica en su país con la que, seguro, logrará exterminar todo atisbo de oposición que pueda florecer. Su orden a las Fuerzas de Seguridad es que disparen a matar a todo aquel que ose saltarse la cuarentena. Como si del lejano oeste se tratara, Duterte pretende acabar con el Covid-19 a tiros, que va más con su estilo.

Acabar con la pandemia a tiros