CONJUGAR INTERESES

|

Estaba cantado. La decisión del Concello de Ferrol de peatonalizar algunas de las calles del centro urbano para garantizar la continuidad de las terrazas y, de paso, dar continuidad al proceso iniciado hace veinte años, no iba a estar ausente de polémica. En especial porque, como ya se indicaba ayer, todavía está sin definir ni aplicar una normativa sobre terrazas, pero también porque ni los propios hosteleros conocen las condiciones que determinarán el uso de las mismas ante tal acuerdo, ni los vecinos han contado a la hora de exponer sus puntos de vista. Todo está pendiente de una reunión cuando lo lógico hubiese sido abordar la cuestión tras escuchar a las partes. El rechazo de parte de la oposición municipal (EU y BNG) por razones que, sin duda, se complementan, era a su vez casi obligado. El diálogo llama por lo tanto a las puertas para tratar de conjugar intereses.

CONJUGAR INTERESES