El Beneguai mira hacia el futuro

|

Ana Pontón, el rostro humano del Beneguai, aprovechó la campaña de las últimas autonómicas para darse una vuelta por su Sarria natal y visitó su panadería “de toda la vida”, donde se puso del lado de dentro del mostrador y despachó algunas barras, empanada e incluso tarta de manzana. Las malas lenguas aseguraron que se estaba preparando para el día siguiente a las elecciones, pero fallaron, porque logró un escaño en el Parlamento. Esta vez no está en juego su asiento en O Hórreo, pero también ha probado suerte en una adega. No, no fue a aprender a servir unas cuncas, ni a informarse de las posibilidades de triunfar que tendría como bodeguera, simplemente acudió como un acto más de la campaña. Por cierto, los bloqueiros, con ella al frente, ya han repetido varias veces que no ven a su formación apoyando un gobierno del PSOE y Ciudadanos. Siendo sinceros y mirando de esguello a las encuestas, casi hay que afirmar que va a ser difícil que lleguen a estar en condiciones de apoyar a cualquier gobierno.

El Beneguai mira hacia el futuro