No ven, no escuchan

|

El chiste-editorial de El Roto: “Tras los cristales entintados de los coches oficiales reina la oscuridad” viene a decir “no ven, no escuchan”. Y es que nuestros políticos, los gobernantes, detrás de sus cargos y privilegios no sienten el pulso de la calle, las inquietudes de los ciudadanos, sus penas y anhelos.
Y es que solo así se puede entender las declaraciones triunfales de los dirigentes populares y del presidente de Gobierno mientras el país sufre sus estragos.
No tiene ninguna importancia, solo se trata de intenciones por ahora, pero es una prueba que contra todas las encuestas, donde –incluida la oficial que paga el Gobierno– el PP pasa de un 44% de aceptación ciudadana a principios de legislatura al 19,2% actual. Rajoy venda sus cuentas en un nuevo cuento.
Lo que es inaguantable es que con los procesos judiciales por corrupción que acosan a los populares en vísperas de las campañas electorales, el mensaje de los dirigentes –en el Gobierno y el partido– se limite a mirar para otro lado o a esconderse (los cristales entintados de El Roto) en sus coches oficiales. No estará de más añadir que la Xunta, se desmarca del fiscal en su petición de crear una unidad anticorrupción en Galicia, donde Pokémon, Orquesta etc., enlodan el panorama político y social.
Mientras los ciudadanos escuchan, y muchos ven y padecen, que este Gobierno retiró mil millones de ayuda a la dependencia; que el Banco de España alerta del coste que supone la emigración de nuestros jóvenes, Cáritas certifique que este es el segundo país en el índice de pobreza infantil y que aumentan los desahucios y la propia OCDE señala que el recorte en el gasto sanitario es de los más altos de Europa. Aquí, con una conselleira que reconoce que no es capaz de arreglar el problema y un presidente que pide perdón (¿por el recorte del 12,5% en sanidad o por los 1.500 trabajadores menos?) sumamos cuarenta y ocho horas de espera en Urgencias.
Si añadimos que alrededor de doscientos pacientes coruñeses esperan el fármaco contra la hepatitis C y la autorización para medicarlos alcanza solo a diez de ellos; si te cuentan que el poder adquisitivo de los españoles descendió un 15% mientras las subidas de los impuestos retiraron de los bolsillos de los ciudadanos 55.000 millones, ¿cómo creer el mensaje gubernamental? ¿Como apostar por los que no ven, no escuchan?

No ven, no escuchan