Aguas revueltas en el deportivismo

|

turbias, tal vez demasiado, bajan las aguas en el deportivismo. El descenso a Segunda y la errática (por ser suaves) temporada que ha realizado el club han terminado por minar la presidencia de Tino Fernández y, provocado que le haya salido un rival dispuesto a presentar batalla por hacerse con las riendas del equipo. La batalla promete ser cruenta y, desde luego, cualquier cosa menos de guante blanco. A los reproches salidos desde la plaza de Pontevedra, el aspirante ha respondido con documentos que dejan en una fea posición a los actuales rectores. Es una pena que todo vaya por estos derroteros.

Aguas revueltas en el deportivismo