RESISTIREMOS, COLEGAS

|

En un artículo para enmarcar Manuel Rivas, ¡otra vez, maestro!, pone el dedo en la llaga y explica lo que a una gran mayoría le parece inexplicable. Copio “los populistas que adulan a la gente corriente y su sentido común, se enfurecen cuando hay gente común que no les sigue la corriente”.

Los populares, insisto, piensan que se trata de que el común de la gente corriente trague con sus ruedas de molino. En caso contrario, ya lo oímos al jefe de los policías, son el enemigo.

Nos quieren buenos, generosos y acatando las consignas de quienes nos administran pues, como dice O’Rivas, “acatar” tiene el sentido de sumisión

Paola Feal, con la que tengo el privilegio de compartir página, nos habla también de buenos y malos y se pregunta si el delito de los estudiantes valencianos es “que sean chavales que han tenido el valor de protestar por lo que les afecta en vez de quedarse en casa frente al ordenador. Y si lo de Valencia fue una guerra y ellos, esos críos, eran el enemigo sé cual es el bando al que me tengo que unir”.

Hemos visto las imágenes de las cargas policiales y hemos oído –para justificar esas cargas, para ¿será así? amedrentar a los que no quieren vivir de rodillas– que se trata de radicales, de antisistema. Y como dice Paola cada vez somos más a los que no nos gusta este sistema.

Nos quieren buenos, generosos y acatando las consignas de quienes nos administran pues, como recuerda O’Rivas, “acatar” tiene también el sentido de sumisión.

Y además, queridos colegas y amables lectores, ha muerto un periódico: “Público”, tras poco más de cuatro años en la trinchera, contando y cantando las verdades con un periodismo que enojaba al poder y sus cloacas. Su pérdida es una mala noticia para el pluralismo informativo.

Y un último apunte: el desahucio de un colegio privado, de 400 euros al mes por alumno y deudas a la caja del Estado, y la retirada de sus muebles con los escolares en clase, mereció airadas protestas de los que miran para otro lado cuando desahucian a familias, también con niños, que no tienen casa, ni escuela, adonde irse.

¿Radicales’¿ Antisistema? ¿Insumisos? ¿Quiénes son los malos?

Estos días, la democracia es más débil. “Los populistas” han señalado a otro enemigo: los informativos de Televisión Española. A resistir, colegas !

RESISTIREMOS, COLEGAS