PANORAMA COMERCIAL

|

La incidencia que las grandes superficies comerciales tienen sobre el futuro de los pequeños establecimientos está más que demostrada, pero es evidente que no solo estas tienen en exclusiva la culpa del deterioro en el sector. El cierre de locales constituye una sangría desde hace años para una ciudad en la que la mitad de la población es pensionista, lo que sin duda afecta también al área comercial, con la clausura de establecimientos que no han encontrado relevo generacional. Por no mencionar la caída del consumo ante la crisis y el desempleo. Como hace treinta años, la actividad batalla en los mismos frentes.

PANORAMA COMERCIAL