Nachos ejemplares

|

Pablo Casado cancela su viaje a Grecia, para organizar manifestaciones contra Pedro Sánchez, y obligarle a convocar elecciones. Así empezó la táctica del venezolano Guaidó. Si fracasa, quizá su próximo paso sea autoproclamarse presidente encargado, y convocarlas él. Pero Sánchez no es Maduro, él no es Guaidó, ni estamos en Venezuela. Según mis fuentes, lo anterior es mentira. En realidad Pablo Casado lo suspende porque, como ciudadano ejemplar, quiere colaborar con la justicia acerca del asuntillo de la dopada campaña electoral de Esperanza Aguirre, la financiación del Frente de Juventudes del PP, en las que él militaba, y unas comelladas. Todo financiado con dinero negro de la caja B del Partido Popular. Díganme la verdad, si me quieren: ¿No es él un encanto? 

Renunciar a un viaje caralludo a Grecia, (pagado con pasta blanca o negra), a fin de colaborar con la justicia, aunque sea habitual en el Partido Popular, es ejemplar. Lo mismito que Rajoy y Fernández Díaz. Dos ejemplares de cojones.

Nachos ejemplares