Arrimadas puede ser aún honorable

|

La genética tiene su peso. Pasqual Maragall fue alcalde de Barcelona y su hermano Ernest quiere serlo. De hecho, ganó las elecciones municipales como candidato de Esquerra Republicana de Catalunya, pero sin los apoyos suficientes para ser coronado. Como anda un poco doente por ese revés, no se le ha ocurrido nada mejor que reclamar que gobierne la lista más votada. Menudo seísmo que ha provocado. ERC se opuso siempre a que Inés Arrimadas, musa del sector pijo de Ciudadanos, es decir, de todo el partido, fuese investida presidenta de la Generalitat porque no bastaba con ser la lista más votada. A ver cómo justifican el cambio de criterio.

Arrimadas puede ser aún honorable