::::: LUNES :::::

|

EL fito histórico de la campaña de fusiones de los municipios gallegos, iniciado con Oza y Cesuras, puede irse al traste. Una ley estatal indica que basta la mayoría absoluta para que un concello decida unirse a otro. Pero aquí se rige por una norma autonómica que exige el apoyo dos tercios de los ediles. Los juristas no lo ven claro y el PSdeG piensa recurrir el acuerdo.

 

LO de Beiras pretendiendo volver al redil bloqueiro y su invitación a los comunistas estatales para coaligarse causa perplejidad y angustia entre sus escasos seguidores. El ilustre profesor quizá esté arrepentido de haber abandonado el BNG

 

A través del Sergas se recetan cada mes hasta medio millón de fármacos menores y baratos que ahora tendrán que ser pagados íntegramente por los pacientes. Un pingüe ahorro para la Xunta pero un castigo más para el bolsillo…

 

 

::::: LUNES :::::