Algo ha cambiado: no tiene sobrepeso

|

POCO hay que echarle en cara por ahora a Carmelo del Pozo. Los fichajes han sido bastante acertados, cosa que no ocurría en el Deportivo desde hace un feixe de anos. La contratación de Íñigo López se sale de su estereotipo de operaciones, pero habrá que dar un margen de cortesía antes de hacer juicios de valor. Al menos no es una ballena, que era la figura habitual de quienes llegaban a Riazor a mitad de campaña. ¿Con cuántas toneladas de más llegaron Sissoko o Muntari? Por cierto, los centrales del Fabril deben de estar contentos; no se les tiene en cuenta ni como tiritas para una rozadura. FOTO: carmel0 del pozo | aec

Algo ha cambiado: no tiene sobrepeso