La RAI se pone estrecha

|

LA nueva directora de la RAI, la televisión pública italiana, ha entrado en su despacho pisando fuerte, posiblemente porque sea más de zapato plano que de taconazo. Daria Bignardi, que así se llama la jefa catódica trasalpina, ha decidido que nada de escotes ni ropa ajustada por parte de las presentadoras, que tampoco podrán llevar pendientes con aro ni bisutería de gran tamaño. Está claro que Berlusconi nunca pensará en ella para que trabaje en sus teles.

La RAI se pone estrecha