Otro fin de semana de penitencia para el líder de los socialistas

|


LOS fines de semana se han convertido en un dolor para Pedro “La sonrisa” Sánchez; si el pasado fueron los ciudadanos quienes se lo amargaron, condenándolo a batir el récord negativo de votos que había alcanzado en diciembre, este han sido sus propios compañeros de partido. El PSC, la franquicia catalana del PSOE, ha aprovechado la llegada del veranito para echarse de nuevo al monte y plantear un referéndum sobre la independencia de Cataluña. O sea, lo mismo que Pablo “Viva la Gente” Iglesias, pero en versión del bailarín Miquel Iceta. Desde el País Vasco le cayó otra buena al líder socialista. Eduardo Madina, fortalecido por haber recuperado su escaño en el Congreso, no se cortó un pelo: “Los números hablan por sí solos. Es obvio que han sido los peores resultados de la historia”. Esa afirmación ha valido para que ya lo señalen como el testaferro de Susana “La faraona” Díaz. Si fracasan en su ofensiva, siempre les quedará la posibilidad de pedir un papel en la serie televisiava “Allí abajo”.

Otro fin de semana de penitencia para el líder de los socialistas