Pokemon y la SGAE

|

De continuar al frente de la SGAE, Teddy Bautista ya le habría exigido el pago de los derechos de autor a la jueza de Lugo que instruye el caso “Pokemon”. Antón Reixa, que sabe bien cómo van las cosas por aquí y que Galicia es muy caníbal, deja correr.

Si a la magistrada o a uno de los policías que llevan la investigación les gustan los monstruos de bolsillo creados por Satoshi Tajiri, adelante. No hay problema por que hayan elegido ese nombre para bautizar la operación contra la corrupción.

Sería de peor gusto haberle llamado Mister Proper, Pato WC o Netol por el simple hecho de que el objetivo de la acción es la limpieza de la vida pública.

También menos mal que no se les ocurrió denominarla Sogama. Hubiese sido tanto como prejuzgar que todos los detenidos son desechos –orgánicos, eso sí, que aún hay categorías– y su destino era el crematorio. Además, con el empeño de Bruselas en subir el canon que pagan los ayuntamientos por el tratamiento de la basura, mejor no menear los residuos.

Otra opción, aunque todavía menos recomendable, era llamarle operación “O Irixo”. Por un lado, los presentadores del Telediario tendrían graves problemas para pronunciar correctamente la equis y, por otro, no faltaría quien dijese que se trataba de una injerencia en la precampaña de las autonómicas. Los jueces ya están muy vapuleados, y más en Lugo, como para crear por propia iniciativa la condiciones objetivas para recibir más golpes.

Además, en plena etapa de recortes de gastos públicos tampoco sería lógico convocar una plaza de funcionario encargado en exclusiva de bautizar las operaciones policiales. Quizá cuando vuelvan los tiempos de bonanza se pueda pensar en esa posibilidad, pero ahora no.

Por lo tanto, no queda más remedio que conformarse con Pokemon y confiar en que la investigación sirva para señalar a algunas manzanas podridas y mandarlas una temporadita a la sombra. Lógicamente en ese caso, y para despistar a los malos, la operación pasaría a denominarse “Fai un sol de carallo”. Claro que entonces habría que ver si Reixa permanecía inactivo o seguía la doctrina Bautista y pasaba la factura a los juzgados de Lugo.

 

Pokemon y la SGAE