El cambio de despacho del vicepresidente de Samsung

|

LOS coreanos, los del Sur, no se andan con bromas –los del Norte, los pobres, no tienen ni ganas de reírse– y han metido en la cárcel al heredero del grupo Samsung –sí, ese al que hace una temporada le estallaban los teléfonos– por un soborno de 35 millones de euros –si lo pillan los de la Gurtel...–. Ahora bien, Lee Jae-yong, que así se llama el magnate, seguirá dirigiendo su imperio tecnológico desde la cárcel. A él le corresponderá entonces decidir si manda móviles de última generación a sus colegas de Soto del Real, donde parece que la demanda, ya actualmente bastante alta, se disparará dentro de poco tiempo.

El cambio de despacho del vicepresidente de Samsung