RED URBANA

|

Bajo el epígrafe general de “Tu ciudad se mueve”, el Ayuntamiento de La Coruña editó un tríptico desplegable acerca de la Red Urbana eficiente para la ciudad. De todos es conocida la supresión del carril-bus que ya es un hecho.

Dicha eliminación se ha convertido en cuestión batallona entre los coruñeses. Taxistas y usuarios del taxi fuman en pipa ante la medida: el taxi resulta ahora más caro en las vías coruñesas en que se aplicó la medida. Tampoco, por desgracia, se nota mejoría en el comercio de dichas zonas.

El cáncer que afecta al pequeño comercio viene dado por el nacimiento de ingentes grandes superficies comerciales con las que es imposible competir. Se trata de una nueva forma de entender el comercio: el que compra en grandes cantidades de lo que sea, puede después vender más barato.

En San Andrés, vía clásica coruñesa, el comercio no nota mejoría, los minoristas siguen ahogados y la supresión del carril-bus sólo ha servido para que los turismos aparquen de nuevo en zonas que antes les estuvieron vedadas.

Mientras, el gobierno del inefable Carlos Negreira ha lanzado su “mapita gráfico” con las zonas que han desterrado el carril-bus. El propio Negreira, consumidor asiduo de taxi, confesó en su día al conductor de uno de estos vehículos que eliminaba la zona carril-bus un tanto forzado moralmente por muchas presiones al respecto.

También me gustaría poder conocer la auténtica opinión del señor Prada Muradás, factotum de la Compañía de Tranvías de La Coruña, sobre el tema que nos ocupa.

Acaso habría sorpresas. Ya es sabido que cuando surge un nuevo gobierno municipal una labor prioritaria es dar al traste con prácticamente todo lo que hizo el gobierno anterior, aunque hubiere detalles aprovechables.

También es sabido que de las promesas esgrimidas en las campañas electorales, apenas se cumple el 5% de las mismas. Cuando estamos en precomicios a los aspirantes se les lleva la boca con las maravillas que van a llevar a cabo. Luego pasa lo que pasa.

Asimismo se discute en La Coruña si es o no positivo el que el color que manda en el municipio sea el mismo que el que rige a escala de la Xunta. Que cada cual opine y que cada barco aguante su vela, pero La Coruña capital está cada vez más capitidisminuida.

RED URBANA