Un olorcillo que recuerda demasiado al cheiro a Bens

|

EL cheiro a Bens parece Chanel número 5 en comparación con el tufillo que desprende la compra de pisos por parte de la Marea, nasía pa’ganá, y que ha puesto de los nervios a la oposición. Pese a que la xente do común devece por la transversalidad, Xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando–, llevó el asunto en persona y una de las adquisiciones es un tanto sospechosa de más. El concurso se convocó para viviendas, pero el inmueble que se adquiriò a un abajo firmante del manifiesto de apoyo a los mareantes es una oficina. Habrá que esperar para conocer la documentación que aporta el Ayuntamiento, pero el aroma muy embriagador no es.

Un olorcillo que recuerda demasiado al cheiro a Bens