El mal arreglo de la ofensa contra Iago Martínez

|

IAGO Martínez, el Rasputín de Teis, no es nadie en el Ayuntamiento en estos momentos. Bueno, sí, es el alcalde en la sombra, como dice Rosa Gallego, la María Pita de Hierro, pero oficialmente no es nadie, puesto que la Marea, nasía pa’ganá, se olvidó de incluirlo en el cuadro de personal que presentó en el pleno de presupuestos. Ya hay que tener puntería eh; mira que hay gente para olvidarse... y va ser él el sujeto paciente del golpe de amnesia. Mal futuro le espera al responsable del olvido. Ahora, eso sí, ¡menuda velocidad de reacción para subsanar el fallo! Nada del célebre “de manera inminente” que tanto gusta a la xente do común; fue “de manera instantánea”. Era como si Usain Bolt se hubiese reencarnado en los mareantes, corrían como en una final olímpica de 100 metros, dispuestos a solucionar el problema del jefe saltando por encina de quien y de los que hiciese falta. Pero, aunque ellos no lo crean, existe la legalidad y hay que respetarla, así que nada de resolverlo todo en la comisión de Hacienda, el asunto tendrá que ir a pleno y ahí ya se verá lo que pasa. No es fácil saberlo tal y como está el ambiente.

El mal arreglo de la ofensa contra Iago Martínez