Emprendedor

|

Es español, se llama Rafael Velasco, y solo hablan bien de él la Policía, la Interpol, y el Servicio Secreto de los Estados Unidos. Claro que, como uno de los diez mejores falsificadores del mundo de papel moneda, lo cual implica que todos querían enchiquerarlo.
Lo ha “cazado” la Policía Nacional. ¡Menuda lástima carajo, con lo bien que estaría este hombre trabajando en la Real Casa de la Moneda y Timbre! No sé, quizá como asesor de algo… o de alguien. Porque aquí, que sobran chorizos mangando pasta legal por doquier, este tío se la hacía casi de la nada.
Tampoco entiendo que, teniendo “bancos malos” no podamos tener un buen falsificador de moneda. ¡Qué digo bueno… cojonudo! A lo mejor, lo que querían era que hiciera monedas de diez céntimos, o de dos euros con cincuenta, a torno, o a troquel, cortándole la iniciativa a un genio en artes gráficas. Luego dicen que  hay ayudas a los emprendedores. ¡Bah!

 

Emprendedor