La inquietante desaparición de los porcoriles

|

Los curas advirtieron durante siglos de los peligros de la incontinencia y, al final, van a tener razón. Resulta que los jabalíes y los cerdos vietnamitas sucumben con facilidad a la concupiscencia, se aparean a lo loco y han dado origen a una raza híbrida denominada porcoril. Sus ejemplares, a los que ya se ha visto en las cuatro provincias, son un verdadero peligro para los cultivos, pues devoran todo lo que  encuentran a su paso, pero como no son una especie cinegética su caza no está permitida. No obstante, desde hace una temporada no se sabe nada de ellos; todo el protagonismo es para los porcos bravos. O alguien sulfató las cosechas con bromuro y se acabaron las fiestas de bunga bunga en el monte o los jabalíes exterminaron a los porcoriles. Habrá que investigar.

La inquietante desaparición de los porcoriles