Algo se mueve en Venezuela

|

La actualidad se mueve a golpe de tuit. Vamos o nos llevan deprisa, deprisa. Todo pasa sin apenas tiempo para su análisis. ¿Qué está pasando en Venezuela? Podríamos preguntarnos visto que el drama social que padece aquel país ya no abre los telediarios. Y, sin embargo, sabemos que pasa lo que viene pasando desde hace años: represión política, usurpación del poder legítimo por el dictador Maduro y penurias mil de millones de venezolanos para sobrevivir en un lugar cuya riqueza malbaratada y peor administrada por los funcionarios chavistas ha conseguido sumir al país en días de miseria. 

Más de cuatro millones han abandonado el país; siete necesitan ayuda humanitaria. La oposición, tras el paso al frente de Guaidó, tomaba la iniciativa para conseguir la renuncia del dictador pero, pese al apoyo político y diplomático de un cincuentena de países parece que el impulso inicial que cristalizó en marchas y manifestaciones se habría enfriado.

“Maduro resiste” viene siendo el titular genérico de las últimas crónicas sobre la situación de Venezuela. Y, sin embargo, puede que algo se esté moviendo. En apariencia se trata de una noticia menor. Pero solo en apariencia. La hemos conocido a través de un tuit de Trump quien en medio de su viaje al Reino Unido ha encontrado tiempo para contar que Rusia le garantizaque ha retirado a la mayoría de su personal militar en Venezuela. Hace tres semanas Trump y Putin hablaron de la situación en Venezuela. Fuentes diplomáticas dieron relieve a esa conversación difundiendo la idea de que ambos habrían podido llegar a una suerte de acuerdo para desbloquear la situación. Un intercambio. 

Las fuentes mencionaban el concepto de “patio trasero”, un sintagma que recordaba la Guerra Fría. Para el caso, Venezuela sería el “patio trasero” de Estados Unidos y Crimea, el de Rusia. La retirada de los asesores militares rusos podría ser el principio del cumplimiento del acuerdo. Veremos si hay correspondencia en la otra parte. Y qué pasa con los cubanos visto que Trump aprieta a La Habana con nuevas sanciones. Por lo demás, acompañada de su hija, ha llegado a España Lilian Tintori esposa del opositor Leopoldo López. Algo podría estar moviéndose en la crisis venezolana. Algo que iría más allá de lo que se puede expresar en un tuit.

Algo se mueve en Venezuela