MÉRITO DEPORTIVO

|

Acumula méritos sobrados para tal distinción. Javier Gómez Noya no podría ver reconocida de mejor modo su trayectoria profesional que con la medalla de oro al Mérito Deportivo, la mayor condecoración civil que en este país se le puede conceder a un deportista. Subcampeón olímpico en Londres 2012 y, más recientemente, por tercera vez, campeón del mundo de Triatlón, el atleta ferrolano es justo merecedor de tal reconocimiento. Su trayectoria, y su personalidad, determinante para seguir compitiendo pese a la disfunción cardiaca que padece, son ejemplos a imitar por los jóvenes, especialmente por los de esta comarca.

MÉRITO DEPORTIVO