Entran nuevos fichajes al campo

|

LA segunda nueva corporación ferrolana toma carrerilla sin un destino claro. Los nuevos fichajes tendrán de momento que jugar sin balón, a la espera de que el seleccionador y la seleccionadora les asignen un puesto en el rectángulo. Se espera que entren con ganas de balón, porque llevan calentando varios meses. Uno de ellos intentará hacerse valer, por su experiencia de asesor, mientras que la otra tiene más complicado acabar la temporada. El cuerpo técnico está dividido y se dedican a lanzar balones fuera, pero con efecto, para que se vea que son conocedores del regate corto y de rabona. Ahora falta marcar goles en propia puerta y en el combinado naval hay especialistas en rematar de cabeza, de pecho y de espalda.

Entran nuevos fichajes al campo