Marx, Hayek y el coronavirus

|

Se acaba de cumplir el aniversario del nacimiento de dos grandes pensadores que han tenido una gran importancia en el devenir de la Historia, fundamentalmente del siglo XX y, por lo que parece, también en el siglo XXI.  Karl Marx cumpliría años el 5 de mayo, nació en el 1818, mientras que Friedrich A. Von Hayek celebraría su cumpleaños el 8 de mayo de 1899.

El comunismo de inspiración marxista ha dejado su huella en la historia y sus resultados son bien conocidos por todos. Ahora, en forma de populismo de extrema izquierda intenta, sobre la base de un materialismo dialéctico aggiornado, seducir a millones de personas a quienes la crisis económica, y ahora el coronavirus, ha dejado en situación de vulnerabilidad. La lucha de clases, ante una sociedad que se desangra impotente y sin temple cívico, volverá, bajo diversas formas y estrategias, al mejor estilo gramsciano, a la primera línea de las protestas sociales. Eso sí, ahora con una novedad: la esquizofrenia. Tendrán que protestar a una hora y a otra, tomar decisiones de gobierno.

Hayek, que me parece más interesante que Marx, aunque ciertamente menos relevante en términos de influencia social, fue uno de los pensadores que mejor supo entender el liberalismo y adaptarlo al mundo contemporáneo.  Aunque no siempre fue bien entendido, como acontece a los pioneros, a los que abren camino, siempre trató de afirmar la libertad frente a los totalitarismos y de criticar la intervención asfixiante del Estado proveniente del socialismo radical, del comunismo, en la vida de los ciudadanos. Hoy, en un Estado de alarma formal, de excepción muy material, comprobamos como esta ideología, muy presente en el gobierno, intenta por la vía de la excepción colar sus propuestas para la normalidad venidera. 

 

Marx, Hayek y el coronavirus