QUE ME REGISTREN

|

¿Sabía usted, querido conciudadano, que el Registro es público y gratuito desde su creación en 1870?
Vale. Pues ahora ya lo sabe y, por tanto, sabe lo que tiene… y lo que pierde. Y más aún a la vuelta de la esquina, cuando el ministro Galardón lleve a cabo su privatización y usted, su tía la del pueblo, el vecino del quinto y un servidor tengamos que pagar entre 20 y 30 euros por la partida de nacimiento, la de matrimonio, defunción, etc.
Curioso: dos de los hermanos de Mariano Rajoy son registradores, como la nuera de Gallardón, el ministro que encareció la justicia para beneficiar a ricos y poderosos.
Conviene recordar que los registradores de la propiedad prestan un servicio público, en régimen de monopolio y perciben sus retribuciones directamente, de usuarios privados o públicos.
El asunto no es baladí, pues este colectivo (unos ochocientos en toda España) tiene unas ganancias que rondan los ciento ochenta millones de euros al año.
Ya les conté, ahora insisto, que en toda Europa los registradores son asalariados, funcionarios del Estado y están sujetos a nómina, horario, etc. Europa lleva años pidiéndole al Gobierno español que regularice esta situación anómala, que tiene otra particularidad que por ahí, de Pirineos para arriba, sonroja al personal: en los tiempos en los que Mariano era ministro de Administraciones Públicas en el Gobierno de Aznar, legitimó la posibilidad de que un diputado o un ministro siguiera siendo titular del registro “colocando” a un compañero para llevarle el chollo… y recibir una generosa parte de los beneficios.
En el caso de Rajoy, según la Asociación de Usuarios de Registro, la plaza que tiene en Santa Pola le ha procurado veinte millones de euros: unos tres mil trescientos millones de pesetas.
Esta información, asomada al balcón para conocimiento del pueblo en general, se debe a un artículo aparecido en la prensa y que me remiten  unos entrañables amigos (una familia hispano-suiza, como aquellos famosos coches) que no pueden creer esto, ni el caso del presidente del mas alto tribunal, ni el asunto de los falsos atletas disminuidos, etc., etc.  
Queridos Urs, Carmen, Pepe Luis, Susana y Raquel Brühlmann-Blanco: esto es lo que hay. Y Rajoy, efectivamente, anuncia que se presentará de nuevo. ¿Qué pensáis?
¿Y ustedes, conciudadanos?
A mí, que me registren.

QUE ME REGISTREN