Rebelión vecinal en Monte Alto

|

YA no cabe la menor duda, hay un gafe en la Marea, nasía pa’ganá. Identificarlo es una cuestión interna, que corresponde en exclusiva a la xente do común, pero como no espabilen lo que les ocurrió en las generales puede ser un chiste en comparación con lo que suceda en las autonómicas. El cenizo ha puesto en su punto de mira a Xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando–, y lo tiene frito. Primero, un pequeño incidente de tráfico con una súper autocaravana; después, Fomento que pasa de su idílico proyecto para Alfonso Molina, y ahora los vecinos de Monte Alto, que no solo le hacen desistir de su idea para peatonalizar el barrio sino que le advierten de que no se fían de él ya que temen que los tangue con su proyecto alternativo para el barrio... La respuesta de Varela fue asombrosa: “Pensad bien la ciudad que queréis”. Menos mal que no añadió “capici?”, porque hubiese sido terrible. 

 

Rebelión vecinal en Monte Alto