Convicción

|

La convicción, al igual que la perserverancia, son cualidades que llevan a los seres humanos a lograr hitos inimaginables. Pocos han sido los logros alcanzados sin constancia en el trabajo y en la creencia de lo que se hace es lo más adecuado. El único inconveniente surge cuando no se encuentran aliados o son pocos e insuficientes. En estos casos, lo mejor es asumir el camino equivocado y buscar nuevos senderos que reconduzcan el sueño que se persigue. En el caso de la política ocurre algo similar. Normalmente, las personas se involucran en el compromiso de servir a los demás a través de una organización que estiman la más adecuada. Esto no significa que todos los que forman parte del mismo colectivo tengan un pensamiento único, ya que los matices y la confrontación de ideas enriquecen, precisamente, el proyecto global. A veces sucede que los postulados que uno defiende no son los que coinciden con la mayoría y salen derrotados por el resto de los integrantes del partido.

Convicción