CONSENSO SOBRE RECIMIL

|

El “acuerdo de mínimos” al que han llegado los dos principales partidos del abanico municipal ferrolano –PP y PSdeG– sobre la titularidad pública del suelo de Recimil –léase Casas Baratas– abre de forma definitiva las puertas a la próxima regularización del censo de inquilinos de la emblemática barriada. La cuestión, una de las más controvertidas dado el elevado número de residentes ilegales y sin control, no es en absoluto baladí teniendo en cuenta las históricas aspiraciones vecinales para que se adopten políticas de verdadera rehabilitación de un patrimonio urbanístico reconocido por la propia Xunta.

CONSENSO SOBRE RECIMIL