Una píldora para los que no tienen ganas de vivir

|

holanda podría empezar a vender este año una pastilla letal para los mayores de setenta años que estén cansados de vivir. Así, como suena. No será necesaria prescripción médica ni que los interesados justifiquen algún problema de salud para poder comprarla. Es una evolución de la eutanasia que reconoce que tener una enfermedad incapacitante o incurable no es el único motivo para querer dejar este mundo. Y hasta parece el paso natural en un país como Holanda, donde tienen una relación fluida con la muerte asistida. Tanto, que hay veinte cada día. Con esta píldora venenosa la estadística se puede multiplicar de forma exponencial y, como no tengan vigilancia, les van a llover las denuncias por cada vez que la pastillita acabe en manos distintas a las que estaba destinada.

Una píldora para los que no tienen ganas de vivir