El rentable negocio de Varoufakis

|


ESTÁ claro que no hay nada como ponerse una camiseta cutre de mercadillo, teñir la ideología propia de un color equidistante entre los antisistema y los comunistas, lanzar un mensaje “anticasta” y crearse fama de martillo pilón contra la troika. Esto fue, al fin y al cabo, lo que hizo el pijo recalcitrante de Varoufakis, niño bien educado en elitistas universidades para ganarse el favor de los emergentes españoles. Y, ahora, se dedican a pasearlo a cuenta de dar sablazos memorables a las cuentas públicas. Al menos eso fue lo que hizo Ada Colau, que con la excusa de que el exministro griego de finanzas diera una conferencia en la Ciudad Condal, le pagó tres noches en hotel de lujo y una dieta de 2.000 eurazos que ya quisieran para sí los okupas del banco del barrio de Gracia. Eso sí, Varoufakis aclaró en su propio blog el dinero percibido de Barcelona, asegurando que en otros lugares no cobra por dar conferencias...

El rentable negocio de Varoufakis