Unha converxencia ineludible

|

 

 El noble arte de lanzar todos los balones fuera

XIAO Varela es el concejal coruñés de Regeneración Urbana y balones fuera. Al menos lo fue ayer, cuando se mostró como un auténtico especialista en despejar lejos de su área las pelotas que una y otra vez le mandaba el temporal. Si se inunda un parking, pues alega que se trata de una propiedad privada. Si se anega un túnel, pues dice que se concentró poco más de un palmo de agua y si es un comercio, un bajo comercial o el garaje de un edificio, se encoge de hombros y silba para disimular. La verdad es que está muy bien que desde su llegada al cargo haya hecho poco más que criticar la herencia recibida, se queje de las sentencias urbanísticas que ahora tiene que acatar o arremeta contra la urbanización de la zona de La Marina. El problema es que desde María Pita alguien se tenía que haber preocupado de limpiar las canalizaciones de pluviales y las alcantarillas y preparar la ciudad para el invierno. Es cierto que llovió como hacía mucho tiempo que no sucedía, pero también es verdad que la ciudad se convirtió en un gran charco, casi tan grande como en el que algunos se meten por voluntad propia.

 El pseudo espía con más sueldo que James Bond

HAY quien nace con estrella y quien lo hace estrellado y parece evidente que Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido como el pequeño Nicolás, es de los primeros. Resulta que el pseudo espía forma parte de la fauna que Telecinco ha encerrado en esa jaula catódica que llama Gran Hermano VIP. Pero su suerte no radica en pasar un tiempo en compañía de Rosa Benito, Raquel Bollo, Julián Contreras o Rappel, la suya es una fortuna pecuniaria ya que el pequeño Nicolás recibirá 30.000 euros por cada semana que salga en antena y, en los mentideros se afirma que por contrato se ha asegurado una larga estancia en plató. Un sueldo digno del director del CNI.

 Pensar el futuro de la Universidad

LOS rectores gallegos se hicieron ya la foto de rigor después de firmar el acuerdo de financiación con la Xunta. En cuatro años, la entidades docentes recibirán 2.400 millones de euros, una cantidad que a la inmensa mayoría de los mortales les parecerá desorbitada, pero que, para los mandatarios universitarios, no llega ni para pipas. La realidad es que el sistema hace aguas y habría que sentarse a pensar que Universidad se quiere y, una vez que se decida poner los medios para conseguirla. Lo demás son fuegos de artificio.

Besteiro ya no tiene prisa por declarar

RESULTA difícil de entender que José Ramón Gómez Besteiro clamara al cielo por la lentitud con la que la jueza Pilar de Lara está llevando su caso y que, mientras tanto, sus abogados intentaran aplazar su declaración, prevista para el día 12. La magistrada tiene claro que se trata de una artimaña dilatoria, y por eso no le ha hecho ni caso. Es decir, que el próximo martes, Besteiro estará en el juzgado.

 La Xunta sale al rescate de Abel

NO deja de tener cierta coña que tenga que salir la Xunta en rescate del alcalde de Vigo, Abel Caballero, después del fiasco que supuso que el Tribunal Supremo tumbase el PXOM de la ciudad. Y es que ayer, el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, se comprometió a modificar la Lei do Solo gallega para intentar salvar los grandes proyectos urbanísticos de la ciudad olívica, que no podría soportar acumular cinco o siete años viendo paralizada toda la actividad constructiva. La jugada sería la siguiente: se modificaría un artículo de la normativa de modo que se podrían amparar proyectos aunque fueran contrarios al ordenamiento alegando su interés público o la urgencia. De ese modo se blindarían obras como la ampliación de la factoría de Citroen, la estación intermodal o el nuevo edificio judicial.

 Cada día se realizaron en Galicia durante 2015 diez manifestaciones

HUBO un tiempo en el que en Galicia había un millón de vacas (ahora tal y como está el sector apenas ya quedan), y otros tantos ríos. Sin embargo, en lo que no cayó Manuel Rivas al hacer su descripción de la tierra es que lo que abundan en Galicia son las manifestaciones. Durante 2015 se realizaron un total de 3.777 movilizaciones. Es decir, que cada día, en diez pueblos, ciudades, villas o aldeas, alguien se ponía detrás de una pancarta para protestar contra algo. Por supuesto, la palma se la llevan las que tenían una motivación laboral, en total fueron 1.644.

 Comienzo de año con las tradiciones subidas

LOS políticos son muy dados a realizar brindis al sol y a la demagogia, por aquello de que se hace al mismo tiempo la ley y la forma legal de evitarla. Las ordenanzas fiscales de Ferrol van a gravar con más impuestos a las empresas, que ya ha desatado la alarma entre ellas por aquello de los puestos de trabajo directos y los infinitos indirectos, pero si la creación de empleo va viento en popa, habrá un descuento. Las firmas departamentales comenzaron el año con el IBI y el IAE más caro, en consonancia con las tradicionales subidas del primero de xaneiro. No se sabe si así se pretende dinamizar el sector empresarial, pero por un lado se llama a la puerta de multinacionales para que inviertan en la zona, mientras por otro se suben los gravámenes. Susana Díaz ejerce de Bruto y le da la puntilla a Pedro Sánchez

LA presidenta andaluza, Susana Díaz, ha dado su respaldo a Pedro Sánchez para que, si tanto lo desea, intente pactar con los partidos de izquierda la formación de Gobierno. Sin embargo, el secretario general de los socialistas (ojo, que no líder), podría decir aquello de “tu también Bruto (entiéndase Susana), hijo mío”. Y es que la mandamás de Despeñaperros para abajo ha sido muy clara a la hora de fijar eso que han dado en llamar líneas rojas y que no es otra cosa que asuntos innegociables. Y uno de ellos es la indivisibilidad de España. Es decir, que Sánchez puede sentarse a hablar con los de Esquerra, o con los del PNV, pero de referendos y demás zarandajas nada de nada. En realidad, Susana ha impuesto su voluntad, y si Sánchez no negocia con el PP habrá nuevas elecciones y, si las hay, ya se verá quien ocupa la foto del cabeza de lista de los socialistas.

Unha converxencia ineludible