La montaña rusa de los blanquiazules

|

Nadie dijo que la vida del deportivista fuera a ser fácil. No llega al nivel de sufridor nato del aficionado del Atleti, pero lo de los altibajos lo lleva a la orden del día. Hace dos semanas estaban los blanquiazules queriendo creer que el equipo iba a jugar el playoff de ascenso y ahora vuelven a verse bajo la amenaza de la caída a Segunda B y empezando a soltar sapos. Otra vez. Y resulta que los jugadores que primero eran lo peor y luego eran unos fenómenos ahora son luces y sombras. ¡Qué montaña rusa emocional! ¡Y qué criterio voluble! Digno de estudio.

La montaña rusa de los blanquiazules