EL DESPRECIO DEL PP

|

 Ciertamente es difícil perder la capacidad de sorpresa con este PP. Lo hemos comprobado una vez más con el relato “sobrecogedor” de los hechos publicados esta semana sobre la financiación del partido de la gaviota , caja B, los sobres con sobresueldos, la evasión fiscal o el posible amparo de la terrible amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Rajoy para regularizar los ilícitos de Bárcenas y cía. Esta semana conocíamos el ático del presidente de Madrid que solo fue reconocido cuando se iniciaban investigaciones penales, que los espías siguen a sus anchas, los amigos del PP se hacen con la sanidad traspasando lo público a lo privado en un mercado estremecedor que amputa la salud de los más vulnerables, la marea blanca se convierte para el PP en una “artimaña fruto del enfrentamiento entre sindicatos”, las manifestaciones contra el tasazo judicial son fruto del corporativismo según la derecha, o Baltar es un víctima de no sabemos quién.Todo un cúmulo de simplezas doctrinarias que los representantes de esta derecha extrema lanzan desde sus púlpitos con mucho desparpajo y poca vergüenza aderezados por la copla de austeridad que aún se atreven a pronunciar sin miedo a nada. Bárcenas, el tesorero rapartidor, que cohabitaba en la sede de Génova hasta este pasado miércoles, que convivía en la sede con altos dirigentes del PP y que figura en cuentas en Suiza con altos cargos orgánicos e institucionales del partido del Gobierno, daba las gracias a Rajoy por “portarse bien con él” manteniéndole el coche, despacho y servicios varios pero, como si de un expediente X se tratase, de repente, el tesorero ambicioso pasa a ser un desconocido para todos y cada uno de los que cobraban ese complemento para sus “exiguos ingresos”, y un fantasma para quienes compartían con él mesa y mantel. Es más, Rajoy afirma que si se aprecian irregularidades no le temblará la mano, impacientando a la opinión pública para saber qué terrible fenómeno paranormal tendrá que acudir para que el presidente de España califique algo de “irregularidad”. Desprecio,sin más.

Beatriz Sestayo es parlamentaria gallega y secretaria xeral del PSdeG-PSOE en Ferrol

EL DESPRECIO DEL PP