Todo el mundo ve un amaño electoral

|

Todavía hay partidos de esos que rebosan progresía por los cuatro costados que hablan indignados del golpe de estado que depuso a Evo Morales en Bolivia. De nada sirven las declaraciones de los observadores internacionales que aseguran que el presidente fugado amañó las elecciones que finalmente fueron anuladas. El último organismo en confirmar este pucherazo es la Unión Europea, que coincide, plenamente, con el informe que anteriormente había emitido la Organización de Estados Americanos. Podemos seguir hablando de presidente exiliado, pero mejor sería llamarlo delincuente fugado.

Todo el mundo ve un amaño electoral