Tania Sánchez sucumbió a la tentación de la manzana

|

¡LO que es la ignorancia! Toda la vida creyendo que en el poleiro se come millo, pan mollado en auga, pienso si se trata de un día especial... y resulta que también se comen manzanas. Tania Sánchez, la exnúmero uno consorte de Podemos, sintió la tentación, sacó la fruta del bolso y le dio un bocado. Ana Pastor la cachó –dispondrá de un sofisticado juego de espejos, porque si no es imposible que la vea estando como está su escaño detrás de una columna– y le echó la bronca. “Señorías, si alguno tiene la glucemia baja –se nota que la presidenta del Congreso es médico– y quiere tomar algo, tiene una cafetería al fondo del hemiciclo”. Si Dios hubiese sido tan comprensivo con Adán y Eva cuánto más fácil hubiese sido la vida para la humanidad.

Tania Sánchez sucumbió a la tentación de la manzana