Grandes cantantes

|

El más reconocido tenor mexicano, Ramón Vargas, cantó por primera vez en Galicia- algo de lo que nos hacemos eco en Ferrolterra- el pasado jueves en el teatro Rosalía de Castro, dentro del ciclo “Grandes Cantantes” de la temporada lírica que organiza la veterana entidad de “Amigos de la Ópera”. Vargas es el máximo exponente de una generación de cantantes latinoamericanos ( Juan Diego Florez, Javier Camarena…) que triunfan en los escenarios del mundo entero, formando parte de cuadros operísticos que se representan en Europa, Estados Unidos o Japón y también en Festivales o recitales como el de esta ocasión, en el que entre la intimidad del piano y la voz escuchamos los Tres Sonetos de Petrarca, los lieder que Franz Liszt compuso inspirándose en el poeta italiano o las Siete canciones populares españolas de Manuel de Falla, en las que el compositor extrae de nuestra esencia popular ritmos, modulaciones, armonías y ornamentos entroncados con  antiguas y arraigadas raíces, elaboradas con la maestría que las convierte en obras de exquisita factura e interés universal. Vargas arriesgó en la interpretación de estas canciones que son tan próximas a nuestra cultura y en las que nos reconocemos de manera singular. Arias de corte verista (Leoncavallo, Mascagni…) protagonizaron la segunda parte del recital, marcada por un fuerte y denso contenido dramático, mostrando Ramón Vargas el equilibrio entre belleza, expresión y técnica vocal. Especial mención merece la repertorista, Mzia Baktouridze, elogiada especialmente por la presidenta de Amigos de la Ópera, la ferrolana Natalia Lamas por su encomiable actuación. Hubo espacio también para la canción, en especial la canción mexicana: Te quiero, dijiste; Estrellita…temas con los que el tenor obtuvo una calurosa aclamación. Una voz trabajada laboriosamente, como el propio intérprete afirma en las distintas entrevistas realizadas con motivo de este debut en Galicia: “La voz, el canto…son un regalo y mi deber es trabajar para perfeccionarlo y poder transmitirlo”. Algo que consigue el mexicano a través de una dilatada carrera movida también por la predispuesta vocación del tenor que supo conquistar el gusto de los espectadores.

Grandes cantantes