Urge un nuevo Gobierno

|

La urgencia en formar Gobierno viene determinada por la interinidad de un Ejecutivo que lleva más de doscientos días en funciones y que ni puede aprobar los Presupuestos ni tiene voz suficiente para defender los intereses de España en Bruselas en un momento crucial. Más allá de las turbulencias que ya está generando el Brexit, se presenta como un oportunidad para nuestro país. Detrás de Alemania, Francia e Italia, en las grandes cifras España pasará a ocupar el cuarto lugar en el escalafón de la UE. 
Para tener voz alta en Bruselas necesitamos más que nunca ir con un discurso político respaldado por una mayoría parlamentaria. Urge, pues, que el candidato designado por el PP pueda superar la votación de investidura recuperando el tiempo perdido en estos más de seis meses de interinidad del Gobierno en funciones. Aunque Rajoy está ganando tiempo a la espera de conocer la posición del PSOE, sea cual sea, ésta no debería demorar el anuncio de su disposición a aceptar la invitación para formar Gobierno.
Todo indica que los socialistas votarán contra Rajoy en la primera sesión de investidura, pero está en el aire la posibilidad de una abstención en una segunda. Esa posibilidad cobra estatura a raíz de algunas declaraciones de personalidades como González o Borrell. Si Pedro Sánchez, cuyo liderazgo atraviesa horas de precariedad, hace suyo el diagnóstico de Felipe, deja que Rajoy forme Gobierno y aprovecha lo que pueda durar la legislatura para reconstruir el PSOE marcando distancias con Podemos, todos saldríamos ganando. Empezando por el propio Sánchez, que habría salvado la cabeza manteniéndose al frente de un partido seriamente tocado.

Urge un nuevo Gobierno