El peligro de cabalgar borracho por la parte de Moeche

|

IR a la feria cabalar de Moeche puede ser peligroso; si te da una coz un caballo, te puede hacer mucho daño. Pero no es ese el único riesgo. Encuentras a amigos a los que hace tiempo que no ves y cae una cervecita por aquí, un vermú por allí, un par de claretes, unos chupitos de licor café y, por mucho que comas, el cuerpo se resiente. Pero llega la hora de enfilar para casa y, estés como estés, toca cabalgar de nuevo. Clint Eastwood no se tambalearía, pero solo habría bebido whisky, en cambio, estando peneque con semejante mezcla... Y de camino a casa aún te para la Guardia Civil por invadir la carretera y un agente con buen olfato te hace soplar y hala, multa al canto. Anda que si se les da por inmovilizar el caballo... Y piensa que el año que viene irás en bicicleta... ¿o no?, porque así el pedal lo llevas seguro.

El peligro de cabalgar borracho por la parte de Moeche