Navantia, la historia interminable

|


NO andan los ánimos precisamente templados entre los trabajadores de Navantia pese a la carga de trabajo consolidada de cara a los años inmediatos y a la superación del pozo negro en que la falta de contratación sumió a los trabajadores del sector naval en comarcas como Ferrol, especialmente en el ámbito de las empresas auxiliares. No podían pasar otras elecciones sin que, de un modo u otro, el bagaje laboral y sindical se hiciese notar. A falta de argumentos sobre la ocupación –moneda empleada hasta ahora– es el plan industrial y sus posibles consecuencias lo que preocupa. Claro que también podríamos preguntarnos por qué el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, no lo ha presentado todavía. ¿Será también por esto de las elecciones...?

Navantia, la historia interminable