El papa es la gran promesa electoral

|

Un candidato a alcalde promete arreglar un bache, plantar árboles, mejorar el alumbrado público... en fin, está dispuesto a resolver los problemas reales de los ciudadanos. Después, cumplirá o no –más bien no cumplirá–, pero promete trabajar por la ciudad. Al socialista Juan Espadas, que durante este mandato gobernó en minoría, al estar formado su gobierno por solo once concejales, parece que le ha gustado esa situación y quiere repetir, pues su gran promesa electoral es que si sale reelegido llevará al papa a la ciudad. Anda que si alguno de sus rivales promete llevar al dalai lama o a la máxima autoridad del islam...

El papa es la gran promesa electoral