Un récord que no irá más allá

|

TRES años no son nada si se comparan con el tiempo que transcurrió desde que se produjo el Big Bang y los gallegos empezaron a practicar la interculturalidad en la cova Eirós. donde compartían casita los últimos neandertales del norte de la Península y los primeros humanos. En cambio, es un período infinitamente largo si es el que una ciudad ha tenido que soportar sin presupuestos. Que se lo digan a los ferrolanos, que por primera vez en un trienio disponen de cuentas municipales. Jorge “El autócrata” Suárez no ha querido estirar más su récord y valiéndose de su voto de calidad ha deshecho el empate que existía en el pleno y el presupuesto ha quedado aprobado. El esfuerzo ha debido de ser matador y el alcalde ya lo sabía de antemano, pues horas antes ya había lanzado una sentencia apocalíptica: “El desgaste es evidente; no sé si repetiré”. Seguro que esa posibilidad hace más felices a los ferrolanos que el hecho de tener presupuestos.

Un récord que no irá más allá