PEQUEÑAS DECISIONES

|

Siempre he valorado muy positivamente las pequeñas decisiones que de forma anónima se realizan en la gestión municipal. Se trata de esas actuaciones en las que no acude el alcalde o el concejal de turno a inaugurarlas, porque no tienen entidad suficiente para ocupar un espacio en un periódico, un minuto de radio o una noticia secundaria de una televisión local. Pero entiendo que son tan importantes como cualquier otra obra pública más mediática, porque aunque de forma inconsciente, ayuda a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.
Posiblemente algunos de vds. piensen que el hecho que les voy a narrar no justifica la redacción de un artículo de opinión, pero obviamente no estoy de acuerdo, pues por eso lo escribo. En un corto periodo de tiempo he podido observar junto al portal de mi vivienda, que se ha pintado el paso de cebra que cruza la calle y que diariamente es utilizado por padres y niños que acuden a dos centros educativos situados en las cercanías. A mayores, los antiguos contenedores de basura que se veían muy usados, fueron sustituidos por unos nuevos con un diseño más elegante sin perder la misma capacidad de uso. Utilizando una lógica aplastante, esa mano invisible municipal, pensó que era mejor cambiarlos de sitio, pues los anteriores ocupaban una acera ya de por si estrecha, que dificultaban el paso seguro de los viandantes obligándoles a invadir la calle. Situación que a los padres con bebés o a los minusválidos les impedía acceder por la misma.
Por si fuera poco, esa mente privilegiada entendió que era mejor colocar los nuevos contenedores en una zona, que si bien prohíbe el aparcamiento de coches, era diariamente desobedecida por los vecinos que aparcaban ilegalmente sus vehículos en dicho espacio. Ahora con una simple decisión (de ahí mi primera referencia a “una mente privilegiada”) ya no los pueden estacionar, pues el espacio lo ocupan los nuevos contenedores que apenas se han separado unos metros de su inicial ubicación. Fíjense vds. cómo con una simple decisión, por cierto muy barata, se han solventado tres problemas que la coalición PSOE-IU no supo resolver en su momento: recuperación de una acera para uso peatonal, eliminación de un aparcamiento ilegal y mayor seguridad viaria. Fin de la cita.

 

PEQUEÑAS DECISIONES