CONSTANCIA SUPERADORA

|

Si la verdad del triunfo acaso consiste en mantenerlo y si fuera posible superarlo, desde tal perspectiva analizamos la bonoloto alcanzada por el XVII encuentro de música coral Fonseca en la iglesia de los Jesuitas. Éxito de organización bajo la carismática presentación de Joaquín María García de Dios las cuatro jornadas; auxiliado por un hombre tan sencillo como eficaz, Jesús Gómez, premiado con la estatuilla del ángel y su violín, donde plasmamos a cuantos colaboran en la sombra y hacen posible el evento.

Doce corales a punto, mayestáticas, acordes, ensambladas y hermosas en sus comparecencias

Doce corales a punto, mayestáticas, acordes, ensambladas y hermosas en sus comparecencias. “No hay cosa, nos recuerda Séneca, que no pueda ser vencida por el trabajo asiduo y por el cuidado atento y diligente”. Variadas, profundas, alegres, gozosas, religiosas y profanas las partituras interpretadas.

Excelentes, creadores, formativos y técnicos directores musicales tocados por ese don de atraer y captar multitudes auditoras.

Participaron en el último concierto los coros Saneta María Maris, Gaos y Cantábile, dirigidos, respectivamente, por Daniel G. Artés, Fernando López Briones y Pablo Carballido del Camino, apoyado este último por el apasionado pianista Alberto Miguélez Rouco. Partituras escogidas de Domínguez, Schubert, Mozart, Montes, Arlen, Cohen, Mendelsshom, Brahms. Britten, Pouenc, Coulais, Passeseau, Fauré, Clarke y Händel. Aves Maria, alabanzas a Dios creador, aleluyas, himnos, canción irlandesa, la paz os dejo y mi paz os doy, “Negra sombra”, “Only you”, temas gallegos, foliadas, alalás. Propinas. Repeticiones. Como guinda final actuación conjunta de las tres corales, bajo la dirección del ya citado Daniel G. Artés con aires nostálgicos de deseo y adoramoste.

Aplausos. Bravos. Entusiasmo. Desiderátum. Entrega de recuerdos y premios y emplazamiento para el próximo año…

CONSTANCIA SUPERADORA