ANGELA NOS EVANGELIZA

|

No se lo van a creer pero nos esperan tiempos difíciles. Y es que no descansan: en Zarzuela están trabajando a destajo para decidir si al anterior le llamamos Rey Padre o Rey Emérito.
A mi, que quieren que les diga, lo de rey padre me parece que es picar muy alto. Muy arriba. Ya saben está el padre, el hijo y la paloma y que ahora nos ofrezcan el padre rey, el hijo también rey y la gaviota sobrevolando el país, suena raro. A excesivo.
Pero llegó doña Ángela, apareciendo en las fotos detrás del Apostol matamoros y entendí todo.
Merkel viene a evangelizarnos.
¿Estoy de coña? No. Me ilustro en itnernet. Como se sabe la canciller, que recorrió con Mariano cinco kilómetros del camino de Santiago, vino a predicar la santa austeridad. Una de las virtudes evangélicas. De la liga evangélica.
Y ahora vamos a internet: Evangelischer Bund: confederación de las distintas comunidades evangélicas alemanas para defender sus intereses materiales y espirituales, establecida en 1887 proclamando  el Evanngelio como sumo y eterno bien, y convencidos de las altas cualidades del pueblo alemán, tanto morales como materiales.
¿Lo entienden, ahora, compañeros?
Nosotros tenemos al vencedor de la batalla d Clavijo que iba a caballo, blanco, claro, y ellos la legión Condor que andaba por los aires, sobre los cielos españoles. Lástima, que en estas jornadas de confraternidad, nadie pudiera acercarse a doña Angela para recordárselo…
La mujer más poderosa de la tierra, como anunció el madrileño diario “La Razón”, vino a evangelizarnos a través de uno de sus apóstoles más fieles: Mariano el tijeras, campeón de los recortes. Y aquí, dejando al margen las llamadas de nuestros padosos ministros de Trabajo, Interior o Exteriores a las Vírgenes y los Santos, el presidente, o noso presidente Mariano, prometió una nueva tanda de recortes, duros, dolorosos, pero necesarios.
Mientras Mariano, que es más de “dar y se os dará” como probó el juez del caso Gürtel con eso de las donaciones y las obras, las comisiones y sobresueldos, añade a su “religión” el amor a la familia y ahí están los puestos para De Guindos y Cañete o el proyecto de ley electoral que dejará a los suyos con sillón y sueldo toda la vida.
No importa que sea mentira eso de que “toda Europa hace eso” o que Europa prohiba hacer trampa en medio del juego.

ANGELA NOS EVANGELIZA