::::: VIERNES :::::

|

 Cuestión de tiempos

ALLÁ por 2013 los gallegos aprendimos unas nuevas palabras en inglés. En esta ocasión fueron Tax Lease, como antes habían sido Core Capital o Default. Siempre es bueno ampliar el vocabulario y en esta ocasión, hubo que darle las gracias a Joaquín, “El Rápido”, Almunia. Tras su estrepitoso fracaso como candidato a presidente del Gobierno, el PSOE lo mandó al cementerio de elefantes de Bruselas y, cosas de los equilibrios entre estados, allí llegó a ser comisario de la Competencia. Seguramente la inquina acumulada durante años de ninguneo fue la que le llevó a decretar los descuentos en impuestos que España permitía aplicar a los astilleros (eso es el Tax Lease) ilegal, tras una denuncia artellada por los holandeses, que, curiosamente, realizaban una práctica similar con sus empresas constructoras de buques. Ahora la justicia europea declara la anulación de aquellas ayudas como ilegal. El problema es que llega casi cuatro años tarde y el sector, a estas alturas, está casi desmantelado.

 El socialista que parece un nacionalista por su eterno quejío

EL todopoderoso Cabellero, don Abel, lleva tantos años en la política que se le ve venir a la legua. De sus muchos quinquenios con coche oficial  da fe su lenguaje, que aún incluye expresiones propias de sus inicios como “whisky on the rocks”, desterrada del vocabulario de los españoles desde que Alfredo Landa y López Vázquez dejaron de ligarse suecas. El alcalde vigués podrá culpar a Sabina de su léxico vintage, pues para criticar a la Xunta afirmó, parafraseando al cantante, que su interés por solucionar los problemas urbanísticos de su ciudad “duró lo mismo que dos peces de hielo en un whisky on the rocks”, pero no cuela. Y no cuela porque se nota que es otra versión del quejío que lleva entonando toda la vida y que hubiese hecho de él una figura del nacionalismo si en vez de afiliarse al PSOE lo hubiese hecho al Beneguai, pero hasta en eso se equivocó.

 La cabalgata de Reyes más cool del mundo

RESULTA que la Marea del Sar es tan moderna que copia lo que se lleva haciendo en A Coruña un montón de años para aparentar que es súpercool. Branca Novoneyra, la mujer a la que Martiño colocó como concejala de Acción Cultural, explicó –sorprendentemente no lo hizo por Twitter sino en rueda de prensa– que la cabalgata de Reyes será más democrática, participativa y popular”, que traducido a lenguaje vulgar significa que los niños podrán participar como pajes, como figurantes y como parte de la animación y que el desfile será temático. O sea, que será un calco del modelo que impuso Negreira cuando era alcalde de A Coruña.

 Sousa le paga el aguinaldo al Supremo 

LA justicia tiene sus tiempos y el Supremo, para dar ejemplo, lleva a rajatabla ese particular huso horario. Que se lo digan a Manuel Fernández de Sousa Faro, ex presidente de Pescanova, a quien le acabada e llegar la notificación de que tiene que pagar 200.000 euros por difundir datos inexactos de la empresa. Papá Noel y los Reyes no se van a esmerar mucho este año en su casa.

 Llega la mermelada de pimiento de Padrón

AHORA que no es época de pimientos y Feijóo no puede hacer una escapada al súper para comprar un par de bolsas y mandárselas al príncipe Naruhito, Padrón sale más en los xornais por el juicio contra Marina Castaño por los supuestos apaños en la Fundación Cela. Así era hasta que ha llegado al mercado la mermelada de pimientos de Padrón, que comercializa A Pementeira y que se elabora con los excedentes de la campaña de fresco. El problema será dar con el tarro deseado, porque se supone que habrá unhos que piquen e outros non.

 El talento al servicio del bolsillo

QUE Ramoncín tiene talento es indudable. Si fuese un zote no habría pasado de presentarse como el “Punk de Vallekas” –veleidades de juventud–  a acabar como tertuliano y opinador –muestra de madurez– en programas que también contaban con sesudos comentaristas, habiendo protagonizado entre medias una etapa de presentador estrella de la televisión. Si careciese de ingenio tampoco hubiese llegado a pertenecer a la SGAE, que, aunque cueste creerlo, no admite a necios entre sus miembros, no habría sido capaz de idear el sablazo que le pegó, ni de fabricar documentos para defenderse. Tanta inteligencia puede acabar costándole cuatro años de prisión. Quizá sea el momento de que vuelva a los orígenes y grabe un CD con “El rock de la cárcel”.

 La ciudad naval se desinfla

HACIA dónde camina Ferrol, que en los últimos treinta y cuatro años ha perdido más de 16.000 vecinos censados en la urbe naval, es la gran pregunta que se están realizando quienes viven o, como mínimo, han nacido aquí. Bajar de los 70.000 habitantes cuando hace poco más de tres décadas Ferrol era la cuarta ciudad gallega por población y actividad no aventura buenas perspectivas desde el plano de vista administrativo. Más que nunca, el debate sobre una hipotética unificación con Narón –o viceversa– cobra vigencia. Superar conjuntamente los 100.000 censados abriría las puertas a una mayor compensación de la Administración central en materia económica. Al margen de diatribas, los hechos cobran cada vez más fuerza si no queremos ser tan solo un pueblo grande...

 Amancio Ortega amplía su parque inmobiliario

MADRID, Londres, Miami, Londres, Barcelona... y ahora Nueva York. El buen ojo de Amancio Ortega para los negocios se refleja también en su condición de maestro en el juego del Monopoly en versión real. Tan real que con un desembolso de 133 millones de euros se ha hecho con la propiedad del edificio Haughwout, situado en el número 490 de Broadway, en pleno Soho neoyorquino. El inmueble, que aparecen muchas películas, tiene cinco plantas y fue el primero de Manhattan que dispuso de ascensor. Tiene, por lo tanto, poco que ver con un galpón de fin de semana.

::::: VIERNES :::::