Bertín desvela que es un felipista convencido

|

Bertín Osborne es un tipo simpático, casi se podría decir que un caradura simpático, Canta rancheras, protagoniza –¿protagonizaba?– espectáculos con Arévalo y hasta presenta programas en televisión. Vamos, que trabaja; eso sí, porque para estar todo el día de fiesta hace falta dinero, que si no... Pero se mantiene fiel a sus costumbres. De joven tuvo fama de saltar de flor en flor y ya, en plena madurez, lo hace de casa en casa. Políticamente siempre ha estado más cerca del PP que de cualquier otro partido, incluso más cerca del PP de Aznar o del actual que del de Rajoy. Hasta hay quienes lo sitúan en la órbita de Vox, pero lo desmiente con su apuesta sobre el invitado con el que sueña para uno de sus picnics televisivos: “Tengo la espinita clavada de que Felipe González aún no haya venido al programa. Si se presentase a las elecciones, lo votaría”. Sí, su pensamiento político es bastante más profundo que el de la voxiferante formación de Santiago Abascal.

Bertín desvela que es un felipista convencido